REGRESAN LOS TRAILERS AL ÁREA METROPOLITANA

tráilers 2

A pesar de existir una restricción de horario y rutas para tráileres y transportes de carga pesada, estas unidades han invadido de nueva cuenta las vialides del área metropolitana, puesto que en cualquier horario se pueden ver circular.

La homologación del reglamento de tránsito para el área metropolitana establece una red troncal de más de 50 avenidas esta red contempla avenidas principales como Lincoln, Ruiz Cortines, Morones Prieto, Revolución, Garza Sada, Fidel Velázquez, Manuel Barragán, La Aurora, entre otras. Donde se señala que, si tiene una limitante en una avenida, en otra se tendrá una alternativa, además de que algunos corredores como lo son Morones Prieto y Garza Sada tendrán restricciones por la mañana y durante los fines de semana por ser conexión con la carretera nacional.

La restricción para el paso de unidades de carga pesada es de 06:30 a las 09:30 horas y de las 18:00 a las 20:00, permitiendo su transito por las rutas fuera de dichos horarios.

Para evitar las multas por la violación de los reglamentos, los proveedores de servicios de transporte de carga pesada han acudido a los tribunales colegiados, donde obtuvieron una orden de que se suspenda provisionalmente la aplicación de los artículos del reglamento, particularmente de aquellos que restringen la circulación de los vehículos de carga pesada, consientes de presentar sus servicios circulando por las rutas intermunicipales para que no se les sean aplicadas limitaciones ni restricciones, permisos y costos de estos.

Por otro lado, hace un par de años el Pleno del Cuarto Tribunal Colegia de Circuito decidió por mayoría de votos que había un agravio contra los transportistas y que su función es de interés publico ya que trasladan diversos artículos, insumos y productos de primera necesidad.

Todo esto derivó en un enorme caos vial en todos los municipios del área metropolitana, también el daño a las avenidas con mas flujo de unidades de carga pesada es evidente, puesto que el peso de estas unidades sobrepasa las 30 toneladas, esto sumado al exceso de dimensiones, mismas que dificultan el continuo flujo en las vialidades.

También en los últimos meses se han registrado una gran cantidad de incidentes viales de tráileres con trenes, mismos que también deberían está cumpliendo su intención de salir del área metropolitana.

En la jurisprudencia publicada el 09 de febrero del 2018 en el semanario judicial de la federación, regreso la restricción de horario.

«En los artículos 37 a 48 de los reglamentos homologados de tránsito y vialidad de los Municipios de la zona metropolitana de Monterrey, Nuevo León, se prohíbe la circulación de vehículos de transporte de carga pesada en horarios denominados pico; esto es, de lunes a viernes de 6:30 a 9:30 y de 18:00 a las 20:00 horas, y exigen un permiso expedido por la autoridad competente para circular en vías limitadas y restringidas en casos de servicios de transporte extraordinarios e imprescindibles. En ese sentido, se estima que tales normas están encaminadas a proteger los derechos fundamentales a la salud y a un medio ambiente sano para transitar por las vías públicas, en protección específica de la niñez, al ser ésta quien predominantemente se transporta en el primero de esos horarios. En efecto, de una interpretación teleológica de tales disposiciones, se advierte que las condiciones a las que deben ajustarse los conductores de vehículos de carga pesada para su circulación, tienen como objetivo mejorar la seguridad vial, tanto de conductores como de peatones, al disminuir la posibilidad de accidentes y pérdidas de vidas humanas, pues es un hecho notorio que en esos horarios específicos la circulación por las vías de comunicación de la ciudad diariamente se ve colapsada por la gran cantidad de personas que se transportan entre sus casas y sus respectivos lugares de trabajo y, en especial, por el transporte de los niños y las niñas que acuden a los centros educativos. Por tanto, acorde al artículo 4o. constitucional, que prevé los derechos humanos a la protección de la salud y a un medio ambiente sano para el desarrollo y bienestar, con énfasis en el interés superior de la niñez, y en donde se señala al Estado como garante de hacer que ese principio se respete a través de todas las decisiones que asuma, resulta improcedente conceder la suspensión definitiva al no satisfacerse los términos del artículo 128, fracción II, de la Ley de Amparo, pues se contravendrían disposiciones de orden público y se seguiría un mayor perjuicio al interés de la sociedad, que los que pudieran resentir las quejosas transportistas, los cuales se reducen a rubros meramente económicos y de logística u organización en la actividad que realizan al ajustarse al horario de circulación.»

Teniendo esta jurisprudencia, la negación de amparos a transportistas ha ido en aumento, pero no ha disminuido la carga de vehículos pesados en el área metropolitana.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: