Rusia tendra Jurasic Park

Seguramente han observado las películas de «Jurassic Park», esas cintas en las que los dinosaurios son creados a partir del ADN de fósiles y los seres humanos pueden conocerlos y te has preguntado, ¿si esto es posible en la vida real?

Aunque no lo creas, puede que pronto algo así esté en funcionamiento.

De acuerdo con información de Siberian Times, Rusia planea crear un centro paleogenético para estudiar animales extintos a partir de las células vivas.

Este centro se planea crear en la ciudad de Yakutsk y el objetivo es recuperar ciertas especies como el mamut de la tundra, el rinoceronte lanudo, el león cavernario y razas de caballos prehistóricos.

jurassic-park-real-en-siberia

La propuesta será presentada por la Universidad Federal del Noreste M.K Amosov (SVDU, por sus siglas en ruso) ubicada en Yakutsk, que junto con científicos surcoreanos, están llevando a cabo trabajos de clonación.

Este centro paleogenético contará con el apoyo del gobierno regional de dicha república, según mencionó la rectora en funciones de la SVDU, Evgenia Mijáilova.

Presentarán el proyecto durante la cuarta edición del Foro Económico del Este, que tendrá lugar entre los días 11 y 13 de septiembre en Vladivostok el cual tiene como objetivo estimular la inversión en el Lejano Oriente de Rusia.
Jurassic Park es una historia de advertencia sobre la ciencia genética fuera de control (y carnívoros prehistóricos igualmente de descontrolados), pero seamos sinceros: incluso así son muchos que desearían que fuera real. Querrían mirar por la ventanilla de un SUV y poder ver un Tyrannosaurus rex vivo. Y es que la mayoría de nosotros tenemos una fascinación casi innata por los animales extintos. La idea de revivir especies extintas se popularizó con la novela de Michael Crichton y su posterior adaptación cinematográfica “Jurassic Park”.

jurassic-park-real-siberia

En esa historia apócrifa, John Hammond adquiere ADN de dinosaurio de mosquitos atrapados durante millones de años en ámbar. Utilizando especies modernas para completar las brechas genéticas, los científicos de Hammond reviven varias especies extintas de dinosaurios y pterosaurios en un esfuerzo por construir un parque temático. Todos sabemos cuál fue el resultado. Es un sello distintivo de Crichton, tecnologías de vanguardia junto con el error humano, la ignorancia y la arrogancia con fines catastróficos. De esta mezcla explosiva nació Jurassic Park. Y parece ser que Crichton se convirtió en todo un visionario al escribir su historia más popular, ya que la comunidad científica ha estado trabajando para traer de vuelta a animales extintos. Aunque es cierto que los expertos en la materia nos dicen que es poco probable que a corto plazo veamos un complejo isleño con dinosaurios prehistóricos, eso no significa que no sea posible. Científicos de todo el mundo llevan años trabajando para resucitar el mamut lanudo.

Hay especímenes de mamut bien conservados, preservados en el permafrost de la tundra rusa. Los mamuts, están estrechamente relacionados con los elefantes asiáticos, que se extinguieron hace unos 4.000 años, lo que aumenta la probabilidad de obtener ADN factible. De hecho, la secuenciación del genoma del mamut ya se ha completado, al menos hasta donde podemos saber.

trex

Los laboratorios de clonación, algunos de ellos bajo el suelo de permafrost, ampliarán la investigación de científicos rusos que ya están trabajando estrechamente con especialistas de Corea del Sur. Han encontrado ADN de antiguos animales preservados en suelo congelado, o permafrost, durante decenas de miles de años.

“No existe tal material único en ningún otro lugar del mundo”, dijo la Dra. Lena Grigorieva, quien redactó los planes para el centro. “Estudiamos no solo animales del Pleistoceno: otra línea es el estudio de la historia del asentamiento del noreste de Rusia. Los grupos étnicos del norte tienen una estructura genética antigua única. Tales estudios ayudarán en el estudio de enfermedades genéticas raras, su diagnóstico y prevención.”

La Universidad Federal del Noreste tiene una estrecha cooperación con la Fundación de Investigación de Biotecnología Sooam (Sooam Biotech Research Foundation), dirigida por el profesor experto en clonación Hwang Woo-Suk. También hay relaciones entre científicos rusos y el genetista de la Universidad de Harvard, el profesor George Church, que quiere insertar genes de mamuts lanudos en un embrión de elefante asiático para el 2020. Si tiene éxito, creará un híbrido de mamut-elefante y hay intenciones para que la especie viva libremente en el Parque Pleistoceno de Siberia, que busca recrear el hábitat del extremo norte de Yakutia cuando regresen los peludos gigantes.

mamut.jpg

Controversia científica

Sin embargo, la comunidad científica está dividida sobre si tal proyecto debería seguir adelante. A diferencia de los científicos de InGen, son muchos los investigadores que se basan en las teorías del personaje ficticio Ian Malcolm para preguntarnos si deberíamos hacerlo. Algunos científicos creen que la resurrección de especies extintas sería un perjuicio para los esfuerzos de conservación. Temen que la capacidad de devolver una especie a la vida sería una excusa para la destrucción de los hábitats y pondría a las especies actualmente en peligro de extinción en mayor riesgo.

Pero estas preocupaciones no han evitado que las investigaciones para revivir animales extintos sigan adelante. De hecho, la primera resurrección de una especie extinta ya se hizo. El ibex pirenaico, una subespecie de la cabra salvaje, se extinguió en el 2000. Tres años después, los científicos utilizaron una muestra de tejido congelado para clonar a un espécimen muerto. El bebé nació con éxito, pero, por desgracia, murió después de solo siete minutos.

Aunque en 2014, los medios de comunicación de todo el mundo se hicieron eco de una sorprendente noticia: científicos británicos de la Universidad John Moores en Liverpool clonaron con éxito a un Apatosaurus, conocido comúnmente como Brontosaurio. Poco después se dijo que era una noticia completamente falsa, y que las imágenes publicadas correspondían a un bebé canguro. Pero nunca se sabe, en ocasiones la realidad supera a la ficción. Como dijo el famoso Dr. Ian Malcolm (interpretado por Jeff Goldblum) en Jurassic Park: “Les preocupaba tanto si podían o no conseguirlo que no se pararon a pensar si debían”.

¿Este puede ser el primer paso para crear un verdadero Jurassic Park? ¿Los científicos están jugando a ser dioses?

baneer-wordpress_mesa-de-trabajo-1

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: