¿Dónde está el lugar más profundo del mundo?

Tenemos que viajar a lo más profundo del oeste de Rusia para encontrar el Kola Superdeep Borehole (pozo superprofundo de Kola, KSB), es el agujero más profundo que el ser humano ha excavado en la Tierra.

Anuncios

Tenemos que viajar a lo más profundo del oeste de Rusia para encontrar el Kola Superdeep Borehole (pozo superprofundo de Kola, KSB), es el agujero más profundo que el ser humano ha excavado en la Tierra. Su profundidad es de 12 kilómetros, 12.262 metros exactamente. Es más profundo que el punto más hondo del océano.

Para descubrirlo, tendrás que buscar una pequeña colección de chatarra irregular donde, si revuelves los escombros, encontrarás un gran disco metálico atornillado al suelo. No es un disco cualquiera: es la tapa cerrada con autógena de este particular pozo.

¿Cuál es su origen?

Los científicos soviéticos perforaron la superficie de la Tierra durante la década de 1970 para averiguar más datos sobre el contenido de la corteza terrestre. Es una excavación sin precedentes que aún sigue en pie, y la tecnología de perforación que tuvieron que desarrollar para bajar allí es bastante notable.

Pero, ¿qué aprendimos de este trabajo de excavación?

Para empezar, descubrir que había agua a 12 kilómetros de la corteza terrestre, lo que los científicos ni siquiera habían creído posible si no lo hubieran visto con sus propios ojos.

Y a casi 7 kilómetros, encontraron fósiles microscópicos de 24 especies de organismos unicelulares que habían fallecido hacía mucho.

También obtuvieron acceso a rocas de 2.7 billones de años, aunque estas rocas se convirtieron en un desafío que los científicos nunca pudieron superar debido a sus altísimas temperaturas. Esto fue en 1994.

El punto artificial más profundo del planeta Tierra tiene solo 23 centímetros de ancho y comenzó como un duelo científico.

Ingenieros estadounidenses y soviéticos intentaban -a la par que en la carrera espacial- superarse también en el reino subterráneo. Es posible que Estados Unidos ganase la carrera hacia la Luna, pero su «Proyecto Mohole», iniciado en 1958 en la costa del Pacífico de México, perdió fondos y los estadounidenses dejaron de perforar en 1966; sin embargo, los rusos, siguieron adelante hasta principios de los 90.

Como resultado, se generó el KSB, que consistía en varias perforaciones unidas a un solo orificio original. El más profundo se denomina SG-3.

Como era de esperar, se obtuvieron muchos datos geológicos nuevos a través del SG-3, pero las revelaciones paleontológicas que comentamos anteriormente cogió a todos por sorpresa. El Museo Smithsonian explica que alrededor de 6.4 kilómetros de profundidad, fósiles de plancton microscópicos de 2.000 millones de años de antigüedad se encontraron bastante intactos, independientemente de las condiciones ambientales del lugar.

Proyectos de perforación similares, como el Proyecto Mohole y otros más recientes, tienden a detenerse debido a la falta de fondos. Kola se abandonó a principios de la década de 1990 porque las temperaturas eran insostenibles: 180 ° C.

Todo esto puede parecer una hazaña de ingeniería bastante impresionante, y lo es, pero el pozo es apenas una herida en la Tierra. Con un radio ecuatorial de 6.378 kilómetros, este abismo vertical representa un mero 0,19% del camino hacia el centro del planeta.

¿Podríamos seguir?

La corteza oceánica tiene, en promedio, no menos de 7 kilómetros de profundidad. La corteza continental es algo menos densa, pero es mucho más gruesa, con un promedio de alrededor de 35 kilómetros de espesor. En esas profundidades, las presiones y las temperaturas son demasiado grandes para que nada permanezca intacto a nivel mecánico. Eso complica el trabajo.

Fuente: Muy interesante

Síguenos en Facebook 

Síguenos en Twitter 

baneer-wordpress_mesa-de-trabajo-1
Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: